En la Clínica El Brillante Oftalmología seguimos apostando por incorporar a nuestro equipo y a nuestras instalaciones médicas los últimos avances tecnológicos para garantizar el mejor servicio a nuestros pacientes. La última adquisición ha sido este aparato, llamado Pentacam, una cámara con un sistema de rotación (360 grados) que sirve para realizar análisis del segmento anterior del ojo (que incluye la córnea, el iris, el cuerpo ciliar y el cristalino).

El Pentacam captura en cuestión de segundos el grosor de la córnea y toma datos de la topografía de su cara anterior y posterior. De esta forma arroja un análisis exhaustivo del ojo, que permite a nuestro equipo médico identificar fácilmente los tejidos, ubicar cuerpos extraños o heridas de esta zona del globo ocular, algo muy útil para los diagnósticos previos a cualquier cirugía ocular o tratamiento y también para comprobar el estado de recuperación y descartar posibles complicaciones en los postoperatorios.

La superficie y la curvatura corneal han sido siempre estudiadas por los oftalmólogos, aunque las herramientas para hacerlo han ido cambiando. Al principio el queratómetro era el utensilio que servía para estudiar la córnea central, y el queratoscopio permitió más tarde estudiar a fondo la córnea periférica. Sin embargo, con los avances en cirugía refractiva empezó a ganar importancia el estudio de la curvatura de la córnea en toda su superficie, y ahí entran en juego topógrafos como el Pentacam, que ya hemos incorporado a nuestra rutina de trabajo.

Como ventajas de esta nueva herramienta, destacamos la usabilidad que tiene para el paciente: con el Pentacam el tiempo de reconocimiento es muy breve, y la fijación del aparato es muy sencilla, por lo que no provoca molestias a la persona que lo utiliza.

×
 

YA PUEDE RESERVAR SU CITA PREVIA DESDE NUESTRA PÁGINA WEB

Reserve aquí su Cita