Las personas de avanzada edad sufren en mayor medida problemas de visión derivados por la edad y el desgaste del aparato visual, haciendo que su calidad de vida se vea disminuida. A continuación, te contamos cuáles son los trastornos oculares más comunes entre los miembros de este sector:

  • La presbicia o vista cansada: es una enfermedad ocular asociada a la edad de la persona y que suele producirse, generalmente, a partir de los 40 años. Ocasiona una pérdida de la capacidad de enfoque de objetos cercanos.
  • Las manchas flotantes: al observar superficies de tonos claros, puede darse la posibilidad de percibir pequeños puntos o “telarañas”. Esto se debe a la proliferación de las fibras de colágeno, aunque hay ocasiones en las que puede derivar en un problema más grave.
  • Lagrimeo excesivo: se produce en personas con ojos más sensibles o secos. Para evitarlo es necesaria la utilización de gafas de sol de buena calidad (homologadas).
  • Pérdida de propiedades elásticas de los párpados que provocan la caída de estos, picazón, lagrimeo o incluso formación de costras en las pestañas durante las horas de sueño.
  • Pérdida de adaptación a los cambios de luz o visión nocturna.
  • Pérdida de transparencia en el cristalino, produciendo que llegue menos luz a la retina y menor adaptación a la baja iluminación.
  • Disminución del tamaño de las pupilas, causando baja adaptación a la poca o alta luminosidad.

 

** Información propia y de tuoptometrista.com

×
 

YA PUEDE RESERVAR SU CITA PREVIA DESDE NUESTRA PÁGINA WEB

Reserve aquí su Cita