El cuidado de nuestra salud comienza por un estilo de vida saludable. Los hábitos saludables, como realizar ejercicio y, sobre todo, una buena alimentación, pueden ayudarnos a preservar nuestro estado físico y evitar enfermedades. Nuestra vista no es ajena a los riesgos que conlleva ignorar una dieta equilibrada. No podemos olvidar que la obesidad o la diabetes, cuya aparición está directamente relacionada con una mala alimentación, influyen de forma directa en el desarrollo de patologías oculares.

Si pensamos en alimentos estrella para la salud visual, se suele pensar de forma inmediata en la zanahoria y la naranja. Pero más allá de ellas, hay muchos otros contienen nutrientes con propiedades muy beneficiosas para nuestros ojos. Los nutrientes que más ayudan al cuidado de nuestros ojos se encuentran mayoritariamente en frutas, verduras y aceites de origen vegetal.

Entre las frutas y verduras, las de color naranja, rojo y amarillo oscuro son las que concentran mayor contenido en beta-carotenos, que el organismo trasforma en vitamina A, esencial para la vista. También se recomienda consumir las de tono verde intenso, como acelgas y espinacas, y las verduras de la familia de la col: coles de Bruselas, la coliflor, y el brócoli, sobre todo. A la hora de escoger el postre, ten en cuenta que las vitaminas A y C tienen mayor protagonismo en las frutas cítricas, como el kiwi, la fresa y, como no, la naranja.

Los frutos secos son también una fuente esencial de vitamina E, que atesora poder antioxidante para todo nuestro cuerpo, incluyendo la vista. Así es que incluye en tu régimen diario una porción de cacahuetes, avellanas y nueces. Otra forma de incorporarlos a la dieta es a través del pan. Hoy en día encontramos en el mercado una amplia variedad de panes integrales que incorporan frutos secos, así como semillas, también muy recomendadas.

No solo de alimentos de origen vegetal se alimentan los ojos. Los últimos estudios han acordado que los ácidos grasos omega-3, ayudan a detener la degeneración macular relacionada con la edad, así como el ojo seco. ¿Dónde podemos encontrarlo? Están en frutos secos, pero predominan en pescados, mariscos y en el huevo. Las ostras, por su alto contenido en zinc, también cumplen función paliativa frente a la degeneración macular. El salmón, la langosta, la carne y la leche son asimismo fuente de los beneficios de este mineral.

En el otro lado de la balanza se encuentran los alimentos de los que debemos huir. En general, son todos los relacionados con la aparición de diabetes o problemas de sobrepeso. Por ello, en el primer puesto se encuentra el azúcar. No se trata de evitar, sino de reducir su consumo, así como de otros preparados que la contengan en altas cantidades, como golosinas, refrescos azucarados o bollería.

Ya sabes, si te has dispuesto a mantener tu visión en buena forma, empieza a tener en cuenta lo que comes, y no olvides que el deporte es importante: acompaña de una dosis de ejercicio al día. No solos tus ojos, sino el resto de tu organismo, agradecerán que tengas tan presente su futuro.

×
 

YA PUEDE RESERVAR SU CITA PREVIA DESDE NUESTRA PÁGINA WEB

Reserve aquí su Cita