La diabetes es una enfermedad que está provocada por la imposibilidad del organismo para producir (diabetes tipo 1) o utilizar correctamente (diabetes tipo 2) la insulina, es decir, la hormona responsable de que las células capten la glucosa de la sangre para producir energía. Debido a esto, la sangre lleva gran cantidad de glucosa, lo que provoca lesiones en numerosos órganos del cuerpo.

Esto es lo que ocurre con los ojos y la retinopatía diabética, que es la enfermedad causada por el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina y que es la primera causa de ceguera en la población en edad laboral.

A día de hoy no existe aún ningún tratamiento que pueda curar esta patología que provoca una pérdida progresiva de visión. O así vino siendo hasta ahora, dado que los investigadores de la Universidad de La Salud de Utah en Salt LaKe City (EE.UU.) creen haber descubierto una proteína cuya inhibición detiene la progresión de la retinopatía diabética.

Esta retinopatía diabética ocurre cuando hay cambios en los vasos sanguíneos de la retina. Normalmente esta patología afecta a los dos ojos por igual. Además, a menudo, las personas con retinopatía diabética no se dan cuenta de los cambios en su visión durante las primeras etapas de la enfermedad. A medida que avanza, la retinopatía diabética usualmente causa una pérdida de visión que en la gran parte de los casos no puede ser revertida.

 

×
 

YA PUEDE RESERVAR SU CITA PREVIA DESDE NUESTRA PÁGINA WEB

Reserve aquí su Cita