¿Alguna vez te has imaginado sin pestañas o sin cejas? Raro ¿verdad? Y es que, seas hombre o mujer, las pestañas y las cejas te ayudan a verte mejor. De hecho, sobretodo las mujeres, se suelen modificar tales partes de nuestro cuerpo para vernos y sentirnos más atractivos. Pero además de su función estética, tanto cejas como pestañas, ayudan y protegen a nuestro cuerpo, y más específicamente a nuestros ojos.

Las cejas.

Evitan que el sudor, la lluvia, el agua… caiga y nos entre en los ojos. De hecho, y por la forma que tienen, son las cejas las que desvían los líquidos a ambos lados de la cara.

Además, apoyan a las pestañas protegiendo a los ojos de elementos externos para que así no puedan llegar a entrar.

Las pestañas.

Por su parte, las pestañas también cuidan de los ojos y los ayudan a mantenerse sanos. Su principal función es proteger al ojo ante las posibles impurezas externas. Su forma y ubicación en nuestro cuerpo impiden el paso de objetos y bacterias, lo que mantiene sanos a nuestros ojos. Podríamos decir que las pestañas son como escudos que impiden que los objetos como polvo, arena, cristal y otros materiales dañen el globo ocular.

Otra función que podríamos atribuirles a las mismas es que filtran la luz del sol para que esta no nos afecte o irrite los ojos.

Así que, no podéis olvidar que para tener unos ojos sanos, es muy importante cuidar nuestras cejas y pestañas. Es por ello que recomendamos no abusar d ella depilación o maquillaje en esa zona para intentar dañarlas lo menos posible y que puedan así seguir cumpliendo con su función.

 

* Información propia y de hoysaludable.com

×
 

YA PUEDE RESERVAR SU CITA PREVIA DESDE NUESTRA PÁGINA WEB

Reserve aquí su Cita