En el día a día, hay una serie de hábitos y costumbres que pueden hacer mucho daño a nuestra retina, ocasionando problemas oculares muy graves, e incuso, irreversibles.

Consumir refrescos “light”: La Asociación Mexicana de Estudios para la Defensa del Consumidor (AMEDEC) señala que existen investigaciones que demuestran los efectos negativos del exceso de azúcar sintética, como el aspartamo, ya que deriva en daños en la retina. Al parecer, todos los refrescos light o bajos en azúcares, no siempre es una buena opción.

Fumar tabaco: Un análisis publicado en The Medical British Journal explica que fumar daña gravemente la visión. La exposición al humo del cigarro agiliza el proceso de degeneración de la retina, lo que termina en la degeneración macular, una enfermedad que puede causar la ceguera.

Utilización de láser verde: Enfocar de manera directa el láser a los ojos puede causar daños en la retina.

Exposición excesiva de la luz LED: Cecilia Sánchez Ramos, experta de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), indica que exponerse de manera regular a esta clase de luz genera daños en la retina.

Consumo habitual de ácido acetilsalicílico: Una investigación de la Universidad de Sidney, Australia, y publicada en el Jama Internal Medicine, sostiene que las personas que ingieren frecuentemente y por bastantes años el ácido acetilsalicílico, poseen más probabilidades de desarrollar degeneración macula, generando esto graves problemas a la hora de perder la visión.

Fuente: Salud a la Vista

×
 

YA PUEDE RESERVAR SU CITA PREVIA DESDE NUESTRA PÁGINA WEB

Reserve aquí su Cita