Cuando una persona pierde la visión, es decir, se queda ciega (total o parcialmente),se ven privadas de poder realizar infinidad de cosas, incluyendo la lectura y el acceso a información de aquello que pasa alrededor. Será gracias al sistema Braille que las personas que carecen de visión pueden acceder a través del tacto a la información que no obtienen a través de sus ojos.

Este sistema utiliza puntos en relieve que se interpretan como letras del alfabeto. La existencia de este método, abre todo un mundo de posibilidades.

El originen del Barille lo encontramos en el año 1825 cuando Louis Braille quedó ciego en su niñez. Tras este incidente se interesó en un sistema que era utilizado en unidades militares y que transmitía instrucciones mediante un código táctil  basado en puntos en relieve, con la idea de esconder dicha información del enemigo. A partir de entonces, Louis Braille se dedicó a simplificarlo, adaptándolo a las capacidades y necesidades de las personas ciegas, que lo usan no solo para leer sino también para escribir.

 

Este sistema se basa en 6 puntos que se distribuyen de diferentes formas. No es considerado un idioma sino un alfabeto reconocido de forma internacional, través del cual se pueden exponer letras, números y hasta signos.

Este método está compuesto por 256 caracteres en braille, muchos de los cuales deben su significado al que le antecede o al que le precede.

Aunque hemos dicho que este no es un idioma sino un alfabeto universal, existen pequeñas variaciones en cada idioma, añadiendo letras o reemplazándolas por otras propias de cierta lengua.

Con este sistema, las personas ciegas disponen de acceso a infinidad de información. Es muy importante también la integración de la enseñanza del Braille desde edad muy temprana para aquellos que nacieron ciegos para que el aprendizaje sea más rápido y su integración en la sociedad no suponga ningún problema.

 

**Información propia y de vix.com.

 

×
 

YA PUEDE RESERVAR SU CITA PREVIA DESDE NUESTRA PÁGINA WEB

Reserve aquí su Cita