Los ojos son una de las partes más importantes de nuestro rostro y es por ello que debemos cuidarlos como se merecen, no únicamente cuando padecen una patología. Lavarlos correctamente, tener cuidado con las luces, utilizar gafas de sol homologadas, son algunos trucos que ayudan a mantener nuestra salud visual correctamente.

Sin embargo, podemos hacer aún más cosas por nuestros ojos:

– Hacerse un chequeo completo de la vista con cierta periocidad: el ver correctamente no tiene porque ser siempre un síntoma de salud visual correcta. Es por ello que es aconsejable acudir a un oftalmologo especialista para que la vista sea examinada y se descarten patologias o infecciones.

– Conocer el historial de la salud visual de su familia: puede parecer un asunto baladí, pero puede llegar a ser importante a la hora de saber si tenemos un mayor riesgo de padecer una enfermedad ocular hereditaria.

– Dejar de fumar: en el caso de ser fumador, uno de los principales factores negativos para el tabaco es que afecta a la visión. Esto puede aumentar en el riesgo de desarrollar degeneración macular relacionada con la edad, cataratas y daño en el nervio óptico, incluso desencadenar en ceguera.

– Mantener un peso adecuado: Estar en sobrepeso aumenta el riesgo de desarrollar diabetes y otras condiciones sistémicas, que pueden llevar a una pérdida de visión, como la enfermedad diabética del ojo o el glaucoma.

– Limpie bien sus ojos tras maquillarse: muchas personas se acuestan con los ojos pintados con rimmel o lápiz o eyeliner. Esto puede afectar al ojo desencadenado infecciones por no retirar el maquillaje a tiempo y pasar varias horas con el mientras dormimos. Desmaquillar con agua micelar o maquillador de ojos es suficiente.

Fuente: National Eye Institute

×
 

YA PUEDE RESERVAR SU CITA PREVIA DESDE NUESTRA PÁGINA WEB

Reserve aquí su Cita