Las gafas pueden ser un perfecto complemento estético, pero cuando su uso se convierte en una obligación resultan un molesto artilugio. Y seguramente, si llevas mucho tiempo usando lentillas, estés harto de la rutina diaria a la que te obligan. ¿Estás pensando en una operación de la vista pero te asaltan montones de dudas? Aquí trataremos de disiparlas.

En primer lugar, tienes que tener claro que el cirujano que te tratará es un especialista que ha hecho esa operación de cirugía ocular centenares de veces, por lo que no hay nada que temer. El ojo es un órgano muy delicado, pero nuestros quirófanos cuentan con los instrumentos necesarios para tu seguridad y comodidad.

¿Estás preocupado por parpadear durante la operación? No te preocupes: un pequeño aparato se encargará de que eso no pase. La intervención de cirugía ocular apenas durará diez minutos y con la anestesia en gotas te aseguramos que apenas la notarás. Además, la recuperación será muy rápida. En un par de días estarás listo para empezar tu nueva vida.

El quirófano siempre da un poco de respeto. Es normal que tengas miedo, pero te animamos a que consultes todas tus dudas con los especialistas que te tratarán. No te limites a acudir al “doctor google” en busca de respuestas: internet es un alboroto de informaciones no contrastadas que sólo conseguirán confudirte más.

×
 

YA PUEDE RESERVAR SU CITA PREVIA DESDE NUESTRA PÁGINA WEB

Reserve aquí su Cita