microcirugia_ocular

Patologías Oculares

Patologías oculares

En Clínica El Brillante Oftalmología, nuestro equipo de especialistas cubren la más amplia gama de especialidades médico-quirúrgicas dentro del campo de la Oftalmología.

Pioneros en cirugía refractiva con técnica LASIK para la corrección de la miopía, hipermetropía y astigmatismos mixtos, astigmatismo miópico simple, astigmatismo miópico compuesto, astigmatismo hipermetrópico compuesto y tratamiento de leucomas corneales.

Desde Octubre de 1995, la F.D.A. (Food and Drug Administration) de EE.UU. y después de un estudio protocolarizado de más de 3 años de duración, aprobó el uso del Láser Excimer por considerarlo seguro y efectivo en la corrección de los defectos refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo).

Los oftalmólogos de Clínica El Brillante Oftalmología estamos realizando Cirugía Refractiva desde 1992.

LASIK es el procedimiento refractivo que actúa en el estroma corneal (interior de la córnea) evitando afectar a la superficie del ojo (epitelio corneal) y con ello el dolor y la cicatrización excesiva.

Mediante esta técnica se consigue modificar la curvatura anterior de la córnea, realizando una microextracción de tejido intermedio con la precisión del láser, de manera que se corrija el defecto refractivo del ojo tratado, tal y como lo haría una lente de contacto.

En Clínica El Brillante Oftalmología contamos con especialistas en cirugía refractiva que, tras estudiar personalmente su caso, le aconsejarán sobre el tipo de intervención más apropiado: LASIK o Cirugía Refractiva Intraocular.

La Cirugía Refractiva Intraocular consiste en la introducción de una lente con la graduación apropiada sobre el cristalino (ICL) o en sustitución de éste, dependiendo del paciente.

Un estudio de la O.C.U. sobre Cirugía Refractiva concluye que el 90% de los pacientes sometidos a ella están satisfechos con los resultados.

En el glaucoma se produce una ruptura del equilibrio entre la producción y el drenaje del humor acuoso, que se traduce en un aumento de la presión intraocular y un daño irreversible del nervio óptico.

Existen personas con predisposición a padecerla y en ellas está indicada la revisión anual puesto que es una enfermedad que no da síntomas hasta etapas avanzadas. Los factores de riesgo son:

  • Antecedentes familiares de glaucoma
  • Miopía
  • Edad avanzada
  • Traumatismos oculares antiguos
  • Diabetes

Para el tratamiento de esta patología existe un amplio abanico de posibilidades que van desde el farmacológico inicial o tratamiento con láser hasta el tratamiento quirúrgico.

Con ellos se pretende tanto la disminución de la producción como el aumento del drenaje del humor acuoso para preservar la integridad del nervio óptico.

Catarata es la pérdida de transparencia del cristalino.

El cristalino es una lente natural que permite enfocar los objetos en la retina. Cuando se opacifica no permite el paso nítido de la luz, provocando una visión borrosa.

Cuando la pérdida de visión provocada por la catarata interfiere en las actividades habituales del paciente es el momento en que se debe afrontar la intervención.

La técnica actualmente más empleada es la facoemulsificación que utiliza energía ultrasónica para fragmentar y extraer la catarata, sustituyéndola por una lente intraocular apropiada para cada paciente en particular.

La cirugía se realiza con anestesia local o tópica y de forma ambulatoria.

El vítreo es un gel claro que rellena toda la cavidad ocular, detrás del cristalino y en contacto con la parte más interna de la retina.

A través de la Vitrectomía se elimina el material opaco o alterado del vítreo permitiéndonos trabajar directamente sobre las lesiones de la retina, entre estas lesiones se encuentran:

  • Desprendimientos de retina
  • Retinopatía Diabética
  • Traumatismos
  • Infecciones
  • Maculopatías
  • Complicaciones de la cirugía de catarata

Generalmente esta intervención se realiza con anestesia local y no requiere ingreso hospitalario. La mejora visual, normalmente, se recupera tras varias semanas o meses después de la cirugía y dependiendo del daño preexistente antes de la misma.

Otras enfermedades de la retina pueden tratarse con Láser o Terapia Fotodinámica.

Los primeros años de vida son muy importantes para el desarrollo de la visión. Los trastornos visuales más importantes en la infancia son los defectos de refracción (miopía, hipermetropía y astigmatismo) y su detección precoz es indispensable para tratar ambliopías (ojo vago), anisometropías (diferencias de graduación importantes entre un ojo y otro) o los estrabismos.

El estrabismo es la desviación anormal de uno o de los dos ojos en una o varias posiciones de la mirada.

El tratamiento es muy variado y particularizado e incluye corrección óptica, oclusiones, etc. En algunos casos para establecer el paralelismo entre los globos oculares se hace necesaria la intervención quirúrgica.

Conjuntivitis Bacteriana

Se reconocen dos formas de conjuntivitis bacteriana: aguda, subaguda y crónica. La conjuntivitis bacteriana aguda puede ser de curación espontánea cuando se debe a ciertos microorganismos. Su evolución puede durar hasta dos semanas si no se administra tratamiento adecuado.

La conjuntivitis bacteriana aguda se puede volver crónica. Por lo general, el tratamiento con uno de los agentes antibacterianos existentes resuelve el transtorno en pocos días.

Algunas conjuntivitis pueden llevar a complicaciones graves si no se trata en forma temprana.

Conjuntivitis Vírica

Está causada por virus. Se presenta de forma más aguda (es decir, brusca o repentina, con rápido paso de salud a enfermedad) y su curso es más prolongado que el de las bacterianas. Los síntomas son más molestos: el ojo “está caliente” o “quema”, lagrimea y asocia interno rubor y edema palpebral con frecuencia.

Conjuntivitis Irritativa

Se caracterizan por la presencia de un ojo rojo leve, casi sin síntomas. Son muy frecuentes y se relacionan con causas banales como exposición a ambientes cargados o tóxicos.

Conjuntivitis Sicca o Seca

Es la respuesta inflamatoria de la superficie ocular a un déficit de la película lagrimal. A los síntomas típicos de ojo seco (escozor y arenilla) se suma la presencia de ojo rojo, poco intenso, difuso, que predomina en el área de exposición ocular, más evidentemente en la porción más inferior de dicha área.

Conjuntivitis Alérgica

Se debe a una reacción excesiva frente a sustancias inertes que sólo provocan respuesta en algunos sujetos. Por ejemplo, la pesencia de algunos elementos como el polvo de la casa, ciertos pólenes o el pelo de los animales, suscita una intensa reacción en ciertas personas, pero en la mayoría no producen acción alguna. Estas personas hipersensibles (alérgicas o atópicas) manifiestan síntomas alérgicos en una o varias partes de su cuerpo al entrar en contacto con esas determinadas sustancias (alergenos).

La conjuntivitis alérgica más habitual es la primaveral. Los alergenos son pólenes de ciertas plantas que polinizan precisamente en esas fechas. Esta conjuntivitis se caracteriza por episodios repetitivos, agudos, de ojo de color “rosado”, con intenso quemor y esquemosis, a veces muy llamativa y que se asocia a edema palpebral.

En las terminaciones nerviosas, la histamina estimula la propagación de sensaciones de picor, que si son exageradas pueden llegar al dolor. Al librarse más histamina por el rascado, la sintomatología aumenta y el ojo empeora de aspecto.

Existen otras conjuntivitis alérgicas como las perennes, en relación con alergenos que se hallan en el ambiente de manera constante.

En muchas ocasiones, las alteraciones en el ojo que aparentan ser solo de origen estético conllevan ciertos trastornos visuales.

Estos trastornos pueden, o bien limitar el campo visual, provocar fatiga ocular o lagrimeo por tener la lágrima dificultad para su evacuación.

Vías Lagrimales

Son revisadas y tratadas las patologías que causan un “ojo seco” por déficit o trastorno de la calidad de la lágrima.

Estas patologías, aunque molestas, raramente ocasionan lesiones importantes en el ojo, aunque sí se hace necesario un seguimiento y control adecuado de ellas.

Blefaritis Crónica

Los párpados son asiento habitual de inflamaciones e infecciones agudas y crónicas, constituyendo las denominadas blefaritis. Esta frecuente enfermedad se caracteriza por picor y sensación de molestia ocular inespecifica, como escozor o sensación de arenilla, enrojecimiento y descamación del borde palpebral.

Asímismo, las pestañas cambian su natural dirección de salida y pueden dirigirse hacia el globo ocular, ocasionando molestias tipo cuerpo extraño. Incluso favorecen la aparición de pestañas anómalas, alteración llamada distriquiasis, de difícil control.

El tratamiento específico de las blefaritis depende de la causa, pero dado el carácter crónico de la enfermedad, deeben potenciarse las medidas higiénicas externas, ya que una superficie palpebral limpia y de bordes suaves es resbaladiza para las escasas bacterias que permanecen tras la limpieza y poco proclive por ello, tanto a la infección como a la inflamación.

Las blefaritis son mucho más corrientes de lo que se supone. Ante síntomas de picor, escozor o arenilla visite a su oftalmólogo y no olvide que el extremar diariamente las medidas higiénicas en esta zona puede ayudar a prevenir los cambios degenerativos del borde palpebral y de las pestañas.

Párpados

En esta Unidad se diagnostican y tratan enfermedades de los párpados como las malposiciones, malformaciones o neoformaciones.

Traumatismos como de la vía lagrimal excretora causante de la frecuente epífora o lagrimeo por un estenosis u obstrucción.

Ortóptica

En esta Unidad se desarrolla la rehabilitación funcional de la visión residual del paciente, una vez se han agotado los tratamientos quirúrgicos y médicos. Para ello emplean ayudas de Baja Visión como son telescopios o microscopios.

Se desarrollan también terapias pre y post quirúrgicas para mejorar estrabismos resicuales mediante ejercicios de binocularidad.

Contactología

Se realizan las adaptaciones de lentes de contacto en miopía, hipermetropía, astigmatismo, anisometropías, queratocono, efaguras, adaptación postqueratoplastias o cosméticas.

¿Quieres que te llamemos?

Si tienes alguna duda o quieres que te demos más información sólo tienes que avisarnos y nosotros te llamaremos sin ningún compromiso ni coste para tí