por-que-los-ojos-se-nos-ponen-rojos-en-la-alberca

¿Por qué se nos irritan los ojos en las piscinas?

Basta pasar un rato en una piscina para empezar a notar escozor y picor en los ojo. La mayor parte de las ocasiones, atribuimos estos síntomas al cloro; la sustancia que le echamos al agua para mantener las bacterias a raya. Sin embargo, y tras la reciente campaña de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU, se ha descubierto que el cloro por sí no produce este efecto.

Según explica Michel Hlavsa, jefe del programa de salud en las piscinas de los CDC, la realidad no es lo que parece y además, es mucho más desagradable. Si cuando estamos en una piscina, y tras un rato, se nos irritan los ojos es porque alguien ha orinado dentro del gua.

 

El nitrógeno de la orina es el que se mezcla con el cloro y da como resultado lo que se conoce como coralina; lo que realmente causa la irritación. Pueden asegurar pues, y tras la campaña, que será el cloro mezclado con orina, el sudor o cualquier otra cosa que nosotros mismos metemos en el agua lo que terminará por producirnos dicha irritación.

 

Por ello, no debemos olvidar recomendar y recordar a todo aquel que nos rodea que ha de ducharse antes de entrar en el agua y salir de la misma si queremos ir al baño: tanto por higiene como por salud, ¡no más ojos irritados!

 

Información propia y por parte de #salud de #ElConfidencial.