Orzuelo-500x334

Los orzuelos

Quizás te has levantado con una molestia en el ojo. Te has acercado al espejo y ¡sorpresa! Te ha salido un orzuelo. Pero no te preocupes porque hay métodos sencillos para hacerlo desaparecer, pero, ¿sabes qué es realmente un orzuelo?

Un orzuelo surge porque se produce una inflamación en determinadas glándulas sebáceas que se ubican en la base de las pestañas o en los párpados. Los orzuelos suelen manifestarse en forma de grano o bulto y sensible al tacto.

La causa más común por la que esto aparece es por la reproducción de bacterias, aunque no se pueden descartar la involucración de otros patógenos. Además, también se han de tener en cuenta factores como el estrés o los cambios hormonales como causas del mismo.

Alguna de las señales o principales síntomas de que te está saliendo o tienes un orzuelo son:

 

  • Sensibilidad a la luz.
  • Molestia o sensación molesta en el ojo.
  • Enrojecimiento e inflamación de la zona afectada.
  • Visión borrosa.
  • Aparición de punto amarillento o rojo semejante a un grano.

 

Si piensas que puedes tener un orzuelo es importante que:

  • No toques ni aprietes o frotes ni intentes extirpar el orzuelo, dado que puedes llegar a dañar el propio ojo.
  • Extrema tu higiene para evitar el contacto y para prevenir infecciones.
  • No uses maquillaje hasta que el ojo no haya sanado totalmente.
  • Evita usar lentillas dado que pueden transferir las bacterias al ojo sano.
  • Es recomendable consultar un médico antes de aplicar cualquier medicamento.

Además, los niños son los más propensos a sufrir la aparición de orzuelos y cuando se trata de ellos has de acudir siempre el médico (aunque sepas cómo eliminarlo).